• Covid-19 y encuestas dos instrumentos de ciencia en vía de descrédito.

    Por: Roque J. de León B.

    Cuando hablamos o hacemos uso de la Ciencia, es porque empleamos «el conociemto cierto del asunto de que se trate por sus principios y causas».

    Recordamos que en diciembre del año 2019 se inició en China como epidemia el COVID-19, que más tarde, el 11 de marzo del mismo año por su rápida propagación fue declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    En nuestro país el primer caso importado se conoció el primero de marzo y la historia la conocemos.

    En esa misma fecha se iniciaron en República Dominicana varias pandemias a la vez, el evento central con el consecuente descrédito de las autoridades que lo mal manejan y controlan, y la coincidencia con un frágil proceso electoral.

    Covergen en un mismo escenario dos ejes importantes y delicados de la ciencia, uno relacionado con la Salud Pública (COVID-19) y el otro con la investigación y Planificación (Encuestas).

    La falta de herramientas creíbles como las pruebas oportunas, que faciliten las informaciónes necesarias y creibles para el desarrollo de una Planificación estratégica que frene la pandemia, y la ausencia de un proceso educativo y de concienciación a la población; ha facilitado la pierde la credibilidad en las acciones e informaciones emanadas del  Ministerio Salud. Que no es más que la pérdida de confianza en el representante oficial de la ciencia, en este delicado momento.

    De igual manera, la falta de responsabilidad desmedida por parte de nuestro liderazgo político en el afán por mantener y/o conquistar el poder, en coordinación con personas inescrupulosas que se hacen llamar encuestadores, que por ganarse unos pesos y en detrimento de los verdaderos profesionales de ésa área, fabrican cualquier desinformación.  Con tal actitud, ponen en peligro este importante instrumento de información y planificación que proporciona la Ciencia.

    Cuando una sociedad presenta este nivel de aberración, es porque se tambalean sus cimientos y los verdaderos ciudadanos deben empoderarse para evitar su destrucción, haciendo uso de los instrumentos que les proporciona la Constitución.

    Nuestra democracia ha costado mucho sacrifio a diferentes generaciones, nos corresponde a nosotros reivindicar esos esfuerzos y no permitir que por intereses de grupos, en nuestras manos esta perezca.

    El día 5 de Julio del presente año, todos nos igualamos para permitirnos elegir el Diputado de nuestra preferencia, por primera vez separado del Senador o Senadora que soñamos y el Presidente que entendemos merecermos.

    Es el momento donde todos sin excepción debemos estar presentes, no solo para votar, sino para hacer que se cuenten los votos y las Autoridades electas sean legítimas; para poder exigirles las transformaciones que demandan estas difíciles circunstancias.

    Quienes son capaces, de intentar desacreditar la ciencia, no merecen la confianza de un pueblo.

     

    ROQUE J. DE LEÓN B. (MAE)

    DIPLOMADO EN COMUNICACIÓN SOCIAL INTEGRAL

    MIEMBRO DEL: SNTP Y SINLOPP

    Comentarios

    Comentarios

    Facebook